Unas notas para reflexionar sobre lo que está pasando en Ucrania

conflicto-en-UcraniaMauro Rodríguez. Como bien sabemos, las noticias no son noticias, hasta que son noticias. Hace una semana las noticias sobre los conflictos en Ucrania abrían todos los medios de comunicación, ¿pero es nueva esta confrontación? Lo primero que debemos tener en cuenta es que desde hace mucho tiempo en Ucrania, tres dimensiones entran en conflicto: la dimensión cultural, la económica/energética y la de seguridad. Es verdad que hoy en día la situación se ha agravado, pero vale la pena remarcar que estas diferencias no son nuevas.
En relación a la primera dimensión, la cultural, históricamente, la parte “más occidental” siempre tuvo y todavía tiene mucha influencia de Polonia y toda su tradición, incluso están identificados con la Iglesia Uniata. Pero por otro lado tenemos a la “parte oriental” del país que tiene más influencia rusa, y su Iglesia ortodoxa, con Crimea como enclave estratégico en la zona (recordemos que es anexionada a Ucrania en los años 50). Como anteriormente mencionábamos esto no es un conflicto nuevo, en las relaciones internacionales, Ucrania como muchos los países ex-soviéticos, son considerados “frozen conflict”.
Entonces cabe subrayar esta división geográfica y cultural del país tiene su reflejo en cuanto a cuales son las “afinidades” en el país en cuanto a la política exterior: por un lado encontramos a los representantes del “occidente” entre los que destacan los pro Unión Europea, como Yulia Timoshenko y el ex presidente ucraniano Víktor Yúshchenko (que paradójicamente están enfrentados fuertemente), y por otro lado la región de Donetsk, más pro Rusia, de donde viene el apoyo al actual presidente Víktor Yanukóvich
En parte, es en esta división donde podemos encontrar parte del conflicto, si además la cruzamos con la dimensión económica y energética. La zona del oeste del país es moderna y de nuevas tecnologías, de negocios y turismo; por el contrario en la zona oriental sigue desarrollándose la industria pesada, siderurgia, minería, etc. Conocemos además el papel estratégico que tiene Ucrania ejerciendo de intermediario del gas ruso al norte europeo, sobre todo a Alemania, y debemos saber que Ucrania recibe “gas político” procedente de Rusia, a un coste menos al del mercado, lo que le da un lugar privilegiado para negociar las condiciones. En varias ocasiones hemos visto como se cortaba el suministro de gas a países del norte de Europa y esto generaba grandes tensiones en la zona. La Unión Europea hace tiempo que está trabajando en un gasoducto que traiga el recurso natural de Asia Central (principalmente de Turkmenistán), vía Turquía. Sorprendentemente Alemania se ha descolgado de este proyecto “europeo” y está desarrollando un gasoducto a través de los países Bálticos, logrando así el suministro directo desde Rusia. Por eso el “juego político” en esta región es constante.
Asimismo no podemos dejar de mencionar los “sistemas arancelarios” que existen en la Unión Europea, de los cuales Ucrania saldría beneficiado, pero que llevaría a un proceso de transformación tanto en la sistemas productivos como en su certificación, como por ejemplo tuvo que llevar a cabo Polonia.
Ahora bien, la dimensión que más influye en este conflicto es el de Seguridad. Como bien se sabe en las relaciones internacionales, tanto la UE como Rusia practican la “shaping milieu politics”, algo así como la política de darle forma a tu entorno, crear un entorno favorable. Todavía Ucrania está en esa esfera rusa, pero la UE está promocionando su inclusión en su “espacio vital”. Hay muchas corrientes que creen en la necesidad de que existan estos “estados tapones” entre los bloques de influencia (herencia de la Guerra Fría) , y ven muy preocupantes estos intentos, como por ejemplo la inclusión de los países Bálticos en la OTAN.
Pero el problema se agrava si tenemos en cuenta la seguridad militar. La inclusión de Ucrania en la UE sería el paso previa a su adhesión en la OTAN. Si miramos un mapa de la región, veremos que la legendaria flota rusa del Mar Negro tiene su base en Sebastopol, y de ahí su salida al Mediterráneo. Incluir a Ucrania en el “otro bando” sería un problema geoestratégico de grandes consecuencias políticas.
Entonces concluyendo en la crisis actual, debemos identificar dos problemas (como en Georgia y en otros países que pasaron por este proceso):
1. la tendencia de los gobiernos a utilizar medios represivos, limitando los derechos de los ciudadanos.
2. La tendencia de la oposición a considerar ilegítimas las decisiones gubernamentales.
En bastantes países ex soviéticos, los cambios de gobierno se han dado por revoluciones en la calle que impulsaron elecciones.
De momento “en la calle” se pide que haya elecciones, y se cree que estas demostraciones no van a parar hasta que se llegue a ese punto. Ahora bien, debemos decir también que ya hay divisiones en la propia oposición.
Hay dos líderes que tienen un papel destacado. Por un lado está Arseniy Yatsenyuk (más intelectual, viene de la política), y el ex boxeador Vitali Klitschko (el candidato que está promocionando Alemania, más populista), del Partido UDAR, que traducido significa GOLPE. Es uno de los personajes que vemos constantemente en las revueltas, una frase que marca mucho su posición y la de parte de la oposición: “Si hay que pelear, pelearé, si hay que marchar bajo las balas, marcharé bajo las balas”.
Como podemos ver, el conflicto tiene muchas aristas, y las consecuencias están aún por verse. Lo que está claro es que una Ucrania europea beneficiaría al “oeste” ya que se vería incrementado el turismo, la banca, los servicios, los seguros, etc. Por el contrario los trabajadores del “oriente” se vería muy perjudicados y muchos “trabajos” desaparecían , si aplicamos la normativa europea para la industria pesada. Es un conflicto de intereses que tiene sus raíces tiempo atrás, pero no es un problema aislado, es algo que viene sucediendo en la región desde la disolución de la URSS.

5 febrero 2014

Anuncios

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s