Inmigración: Costes “inhumanos” para el rechazo y el maltrato

itaiRaffaela Cossentino (La República)*– Arrojar luz sobre uno de los capítulos oscuros de los gastos estatales es una investigación independiente de Lunaria, realizada con el apoyo de Open Society Foundations. El informe recoge las fuentes de financiación (fondo Europeo de “Repatriación”, fondo europeo de “Fronteras exteriores” y “Pon Seguridad”) gestionados por el Ministerio del Interior. En total: 1,3 millones asignados por el Estado italiano y 281,3 millones de la UE

ROMA – Rechazos en la frontera, internamiento y repatriación forzosa de inmigrantes irregulares son instrumentos de represión que violan los derechos humanos, llevan a malos resultados y han costado al menos mil seiscientos millones de euros para las arcas públicas 2005-2012. Arrojar luz sobre uno de los capítulos más oscuros de los gastos estatales es una investigación independiente a cargo de Lunaria, realizada con el apoyo de Open Society Foundations. El informe Costos inhumanos reúne por primera vez todas las fuentes de financiación, como el Fondo de “Repatriación”, el Fondo Europeo para las “Fronteras exteriores” y ” Pon Seguridad “, gestionadas en gran parte por el Ministerio del Interior, y partidas de gastos encontrados analizando los documentos oficiales, como las Cuentas de la Administración General del Estado. El total se compone de mil trescientos millones asignados por el Estado italiano y 281,3 millones llegados de la Unión Europea.
Mil millones entre los centros para inmigrantes. De esta ingente suma, la mayor parte está formada por más de mil millones de euros, todos procedente de las cajas italianas sin la contribuciones comunitarias, utilizadas para construir, equipar, mantener y reestructurar el sistema de centros para inmigrantes. De promedio, una cifra equivalente a 143 millones al año. Las cuentas generales del Estado no permiten la distinción entre los importes asignados a los centros de acogida de los solicitantes de asilo y los de los centros de detención administrativa de personas que se repatriarán. Sin embargo, el informe llega a la conclusión de que los “CIE”, centros para la identificación y expulsión, cuestan al menos 55 millones al año. A la misma cifra llegó recientemente otro informe, elaborado por la Scuola Superiore Sant’Anna de Pisa.
La reticencia en el suministro de datos. Gracia Naletto, coordinadora de la investigación de Lunaria, hace hincapié en la “reticencia” de la administración pública a proporcionar datos para comprobar la eficacia de las políticas represivas. “¿Por qué desde 2004 la Corte de Cuentas no hace indagaciones de control sobre estos temas?” pregunta Naletto. Las “políticas de la negación” no han servido para alcanzar el objetivo de la lucha contra la inmigración ilegal. Con los datos en la mano, entre 1986 y 2009 fueron regularizados con la amnistía más de un millón seiscientos mil extranjeros. Todos los presentes en el territorio que antes eran irregulares. Incluso en 2012 había más de 134.000 peticiones de regularización presentadas, sólo tres años después de la amnistía anterior. Los migrantes irregulares registrados por las fuerzas del orden en Italia fueron 540.389 entre 2005 y 2011. Entre 2005 y 2011, los inmigrantes que no han obedecido su expulsión fueron el 60%, o 325.806 personas que permanecieron en Italia, mientras que los que fueron expulsados del territorio nacional (a través de rechazos fronterizos y procedimientos de expulsión) representan el 40% de todos los migrantes encontrados en situación irregular.
El gran fracaso de la CIE. La Cie, que “expone a los inmigrantes a graves violaciones de derechos humanos que no son aceptables en un estado de derecho”, están lejos de haber producido los resultados esperados, por lo que Lunaria pide su cierre. De 169.126 personas internadas en los centros entre 1998 y 2012 fueron sólo 78.081 (el 46,2% del total) los realmente repatriados. Por otro lado, los costes son muy altos. Escarbando entre los bandos publicados en los últimos años por el Viminale (Ministerio del Interior), por poner un ejemplo, la gestión de los servicios en el CIE de Ponte Galeria durante tres años ha sido contratada por un total de 18 millones de euros , 15 millones por tres años era el contrato de la CIE y del Cara di Gradisca d’Isonzo. El presupuesto diario por cada retenido va desde los 21 euros de Isola Capo Rizzuto dado a la Misericordia de Italia, a los 60 euros de Milán para el Cie gestionado por la Cruz Roja. Para entender cómo viene a ser utilizado este dinero, en el informe se cita el caso de Ponte Galeria de Roma, donde de cerca de 41 euros al día por cada inmigrante detenido, 32 se utilizan para pagar al personal, tres euros y medio se da a los migrantes para comprar tarjetas telefónicas y bienes de consumo en el interior del centro, con apenas 5 euros al día cubren sus gastos de subsistencia.
La repatriación, avión, y la escolta. Quien es repatriado por la fuerza después de haber sido recluido en un Cie, es llevado en avión con una escolta policial. El costo estimado de estas escoltas es de 32 millones y medio de euros entre 2005 y 2012. El resto de los recursos se utilizaron para el control de las fronteras exteriores, de las tecnologías para la vigilancia y la identificación, para la realización de los programas de repatriación y la cooperación con terceros países en materia de lucha contra la inmigración.
Las estimaciones se realizan por defecto. Faltan de hecho las cifras asignadas a Frontex, la agencia europea para el control integrado de fronteras, por lo que no es posible conocer la proporción directamente relacionada con la actividad de la lucha promovida por Italia. Fundada en 2004, la agencia ha aumentado exponencialmente su presupuesto de 19 millones d euros iniciales hasta 118 millones. El informe la define una “máquina de guerra” que se utiliza para intervenciones de “respuesta rápida” en el caso de “situaciones de crisis” en la frontera. La campaña “Frontexit”, ha denunciado que las operaciones de Frontex no garantizan el respeto a los derechos humanos y la falta de transparencia en las actividades de la agencia.
http://www.repubblica.it/solidarieta/immigrazione/2013/06/01/news/migranti_i_costi_disumani_per_respingerli_e_trattarli_male-60120694/
Traducción para APDHA: Camilla Simonetti

Anuncios

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s