Una realidad infame: los inmigrantes subsaharianos en Marruecos

IMG_5263 (800x533)Por Mathilde Leborgne*: cuando estuvimos en Oujda (cerca de la frontera con Argelia), esperábamos enfrentarnos con una realidad ya conocida, pero no esperábamos que fuera tan dura.
Nuestra participación al Foro Social En Oujda (Oujda es una ciudad marroquí muy cercana a la frontera con Argelia) en octubre pasado nos sirvió para “entrar en contacto con personas que sufren la inmigración en primera persona, y con los voluntarios y trabajadores de las asociaciones que con su labor diaria ayudan a visibilizar esta problemática”. Mediante esta experiencia nos dimos cuenta de lo increíble que es esta situación: esperábamos enfrentarnos con una realidad ya conocida, pero no nos esperábamos que fuera tan dura.
La situación en Marruecos para los inmigrantes subsaharianos es cada vez más preocupante ya que se puede decir que todo esto ocurre con la activa colaboración del gobierno español que “eleva un muro cada vez más infranqueable en las fronteras cuyo control se subcontrata, en este caso, con Marruecos, que está convirtiéndose en la “Policía de fronteras de Europa”. Pero no basta con hablar del papel de la policía y de la situación en la frontera, aunque sea un tema central, hay que presentar también la vida diaria de estas personas subsaharianas que sufren una vida de exclusión, y más todavía: de racismo.
Ser de color de piel negra en Marruecos puede suponer recibir todo tipo de agresiones e insultos. Uno de los inmigrantes nos comentaba “Os aseguro que todavía existe el racismo en este país, hay xenofobia, odio a los extranjeros. En el mercado por ejemplo cuando pagamos un producto, nos cobran el doble”. Son víctimas de muchas agresiones tanto de día como de noche. El problema también se intensifica con el tema de la religión: más vale ser musulmán. Se puede entender fácilmente lo difícil que es para ellos encontrar un trabajo y salir adelante, más todavía para las mujeres.
No obstante, lo más preocupante sigue siendo lo que ocurre en la frontera. La subcontratación de Marruecos para impedir la llegada de migrantes subsaharianos a Europa, con la complicidad de España y de la Unión Europea, está provocando en la zona de la frontera con Argelia todo tipo de injusticias, maltratos, violencias y vejaciones sobre los inmigrantes subsaharianos. En suma todo tipo de gravísimas violaciones de derechos humanos.
Un militante de la COCAM (Comunidad del Camerún) nos dio un ejemplo de testimonio: Hace cinco años, trató de cruzar la frontera de Melilla con 15 otras personas. Fueron detenidos por la policía, esta última les dio golpes con tanta violencia que tres murieron. Cuando le preguntaron al jefe de la policía dónde estaban los tres que faltaban, este ha contestado que no lo sabían, y la policía les condujo a Oujda. Pero algunos que se quedaron en la frontera con Melilla descubrieron a los compañeros muertos y avisaron a los otros. Sus protestas no surtieron ningún efecto, y las familias de los muertos no se enteraron de la historia. Como último intento se fueron a Nador a ver al Comisario de Inmigración. Eran más de 200 personas, de todas las nacionalidades. Y la repuesta fue simple: “No estáis en vuestro país. Tenéis que regresar al vuestro. Aquí no tenéis derecho a hablar porque sois ilegales”.
Entonces, no solo se habla de detención y de expulsión, sino de discriminación, violencia hasta el asesinato. Aunque cada vez más asociaciones se comprometen para denunciar esta situación y promover los derechos humanos, cabe constatar y subrayar que las cosas no cambian y esta situación lo sufren cada vez más personas.
Según los datos de la APDHA, 960 personas han sido interceptadas por Marruecos cuando intentaban llegar a España. Este año, el número de personas que intentaron entrar en Melilla y Ceuta aumenta. 2.000 personas cuando trataban de llegar a Ceuta, según el Gobierno Marroquí. Y casi 4.000 en el caso de Melilla, en este caso según cifras de la delegación del gobierno d esa ciudad.
En 2012 se han duplicado los migrantes que han logrado entrar en Melilla (2.105 este año frente a los 1.039 el año pasado) al tiempo que disminuían las entradas a la ciudad de Ceuta. “Otros miles de intentos han sido rechazados por la acción combinada de las fuerzas policiales españolas y marroquíes”, como decíamos.
Al fracasar en el intento de entrar en Melilla, la mayoría sufren las graves violaciones de la deportación a la frontera argelina, a la que durante el año 2012 fueron expulsadas al desierto más de 2.000 personas según datos obtenidos por la APDHA.
La situación en la “Tierra de nadie” también es terrible: Por ejemplo en Oujda nos contaron que una vez llevados a la frontera, la policía se va después de haber llamado a delincuentes marroquíes cuyo papel es robar a los subsaharianos, expulsarles con cuchillo y quedarse con las mujeres para violarlas. Sufren situaciones inhumanas: acogidos con los disparos de la policía argelina, tienen que engañar de nuevo a la policía marroquí para que puedan entrar de nuevo en Oujda. En este desierto, todos pasan hambre y sed, son heridos, violan a las mujeres etc.
Los ejemplos de sufrimientos y muertos no faltan, y esto no debería ser tolerable. No podemos dejar que los gobiernos europeos en general y el español en particular, permanezcan en silencio, miren hacia otro lado y permitan estos estos comportamientos inhumanos, y tenemos que luchar para que todo esto pare y que los inmigrantes subsaharianos tengan una vida decente y digna allá donde se encuentren.

*Mathilde Leborgne es estudiante de Relaciones Políticas e Internacionales en Lille y realiza prácticas en la APDHA en Cádiz

Anuncios

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s