Los derechos sociales como parte muy importante de los Derechos Humanos

El presidente diocesano de la HOAC, Francisco González, plasma su pensamiento sobre la situación de los Derechos Humanos en la actualidad.

Por estar vinculados a la dignidad de la persona, los derechos sociales son una parte muy importante de los derechos humanos. Las personas, sólo por el hecho de serlo, tenemos derecho a la salud, a una educación gratuita, a prestaciones sociales y, en general, a todas esas conquistas que la sociedad por mediación de sus organizaciones y personas comprometidas han conseguido con riesgo de su disolución o prohibición , las primeras, y de su seguridad e integridad psíquica y física, las segundas; incluso la pérdida de la vida de quienes han trabajado y luchado por la justicia ha sido en muchas ocasiones el tributo pagado por desafiar a los poderes económicos y políticos.

Más concretamente, en el mundo obrero, el campo en que L@S militantes de la HOAC nos movemos, esas conquistas protagonizadas por el Movimiento Obrero han hecho posible que gradualmente los trabajadores y trabajadoras puedan, con mucho esfuerzo y sacrificio, desarrollar su trabajo en condiciones más dignas que las generaciones anteriores, al menos en una parte de nuestro mundo . Gracias a las luchas obreras y sociales de los dos siglos precedentes y en los años que llevamos vividos del actual, la opinión pública ha llegado al convencimiento de que sin el reconocimiento práctico y efectivo de los derechos sociales es muy difícil-diríamos imposible- llevar una vida digna de seres libres.

Hoy, sin embargo, estamos en un momento muy delicado para el presente y el futuro de los derechos humanos, en general, y de los derechos sociales, en particular. Para pagar una deuda infame, que no tiene fin, provocada por banqueros, financieros especuladores, siervos de un sistema depredador que pone el dinero por encima de las personas, y gobiernos dóciles a sus dictados, están metiendo a la mayoría de la población en una peligrosa espiral de pobreza y deshumanización. La clase obrera ve cada vez más recortados sus derechos, mientras millones de hombres y mujeres son arrojados al agujero negro del paro, la necesidad y la pobreza asoma su cara amenazante y nuestras ciudades se ven cada vez más pobladas de personas excluidas del sistema, sin techo ni sustento.

Ha llegado la hora de que la mayoría social se movilice sin descanso en defensa de sus derechos y denuncie el sufrimiento que padecen las víctimas de este sistema. Es necesario convencer a la población de que el capitalismo es un sistema caduco que necesita un recambio-un nuevo orden social y económico- que ponga a la persona en el centro de la vida, dé al trabajo la centralidad que ha de tener por ser generador de igualdad, haga de la política un servicio desinteresado a la ciudadanía, principalmente a los pobres, y dé a los derechos humanos y sociales la importancia que tienen como constructores de una sociedad nueva sin explotados ni explotadores. No vale mirar al otro lado, nos va en ello la cohesión del tejido social.

Anuncios

Déjanos tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s